Examen pélvico

examen pelvicoLos exámenes pélvicos de rutina son importantes para una buena salud reproductiva. Una mujer debe tener su primer examen ginecológico una vez que ha cumplido los 18 años o ya es sexualmente activa.


Lo que normalmente ocurre durante el primer examen pélvico

Examen externo. El médico examinará visualmente su vulva en busca de una posible decoloración, irritación, hinchazón u otras anomalías.

Examen interno. Generalmente consiste en el uso de un espéculo para ampliar suavemente las paredes vaginales interiores, de modo que el médico pueda observarlas detalladamente en busca de  decoloración, flujo vaginal anormal, lesiones, tumores y signos de infección en el canal vaginal y el cuello uterino.

Prueba de Papanicolaou. La prueba de Papanicolaou es muy importante para detectar anomalías en el cuello uterino, que pueden indicar una infección o enfermedad. Durante este examen el médico toma una muestra de células del cuello del útero con ayuda de un hisopo largo con algodón. Las células recogidas se colocan en un portaobjetos y se envían a un laboratorio para su posterior análisis y examen. Algunas mujeres sienten una leve sensación de cólico cuando le tocan el cuello uterino.

Pruebas para enfermedades de trasmisión sexual. Si usted es una persona sexualmente activa, puede necesitar en algún momento que se le realicen pruebas de enfermedades de transmisión sexual. En esos casos el especialista toma una muestra de la parte interior del cuello uterino con un hisopo de algodón, y luego la envía a un laboratorio para someterla a diferentes pruebas de ETS. Si se trata de las pruebas para detectar enfermedades como la  sífilis, herpes, hepatitis o VIH, es necesario realizar una extracción de sangre.

Examen Manual. Este forma parte del examen interno y también se le conoce con el nombre de examen bi-manual. El médico inserta uno o dos dedos en la vagina y presiona con su otra mano en la parte exterior del área baja del abdomen. De esa forma se puede sentir el útero, las trompas de Falopio y los ovarios, y comprobar si hay hinchazón o sensibilidad.

Examen de seno. Para completar el examen pélvico, el médico realiza un examen de mamas, presionando con sus dedos en diferentes partes de los senos. Esto es necesario para encontrar bultos “normales”, que son bastante comunes y sencillos, quistes, o en algunos casos, el cáncer de mama. Aunque el cáncer de mama es muy poco común en las adolescentes, es importante aprender desde temprano a hacerse el autoexamen de mamas, ya que esto puede ayudar a detectar problemas en el futuro. Un médico puede explicar exactamente cómo y cuándo se hace el autoexamen y contestar cualquier pregunta relacionada.


Antes de tener el primer examen pélvico

Antes de la cita, es prudente estar preparada con un poco de información acerca del historial médico familiar. Entre las preguntas más comunes que puede realizar el médico están:

  • ¿Cuándo comenzó su último período?
  • ¿A qué edad comenzó a menstruar?
  • ¿Cuánto tiempo suele durar su período?

El examen pélvico no debe doler y si lo hace, comuníqueselo al médico. Si le resulta estresante o incómodo, trate de relajarse con algunas respiraciones profundas ya que al igual que con cualquier otro procedimiento médico, si usted se tensa, el examen se hace más difícil. De cualquier forma, lo más importante es que la paciente se sienta cómoda, sea sincera acerca de sus sensaciones, hábitos y preocupaciones, y se sienta segura en las manos del personal médico.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "La salud reproductiva femenina y su relación con el medio ambiente". Después de leer este libro serás capaz de comprender y reconocer:

  • Los mecanismos por los cuales los tóxicos ambientales pueden afectar la reproducción femenina.
  • Trastornos de ovario, de útero y de la pubertad.
  • El papel potencial del medio ambiente en el surgimiento de trastornos reproductivos femeninos.